Historia de la Melamina

Historia de la Melamina

Historia de la melamina

Aunque fue desarrollada por científicos alemanes en los años 30 del pasado siglo, la melamina se convirtió en un auténtico éxito insutrial en la década de los 50.

Ya durante la Segunda Guerra Mundial se usaba de forma masiva para fabricar utilería de cocina: platos, vasos y hasta cubiertos para los barcos de la marina de los EEUU.

Los metales eran demasiado caros y escasos y estaban destinados a la fabricación de maquinaria de guerra.

Una vez terminada la contienda, la melamina encontró un sólido y propicio mercado en Estados Unidos y Europa.

La vida empezó a ser más relajada y la economía exigía productos baratos para resolver las cuestiones cotidianas.

Muy pronto aparecieron utensilios de cocina fabricados en melamina de brillantes colores y hasta con diseños estampados, que, además de prácticos, eran atractivos y modernos.

Su esplendor llegaría en los años 60, ya que su diseño encajaba a la perfección con la estética del momento.

En los 70, sin embargo, las vajillas de melamina perdieron demanda, porque, aunque eran prácticamente irrompibles, se rayaban con facilidad.

Poco a poco fueron quedando fuera de las mesas de los adultos.

Sin embargo, por ser un material ligero, barato y fácil de limpiar, se mantuvieron como indispensables en los menús de los niños.

Su diseño y decoración pasó a ser netamente infantil.

También comenzaron a usarse para actividades al aire libre: barbacoas, pic nics, camping….

En los últimos años la vajilla de melamina ha vuelto a adquirir cierto protagonismo, ya que los nuevos modelos imitan porcelanas y vidrio, replicando sus relieves decorativos, formas y apariencia.

Sobre todo, se ha conseguido que soporte mejor los vaivenes del uso continuo y no se produzcan tantos rayados.

Con las nuevas versiones de este tipo de material se pueden conseguir resultados asombrosos.

Una mesa de comedor, solo a base de piezas de melamina de BEST MELAMINE, puede lucir con la misma elegancia o vistosidad que con cualquier otra vajilla de cristal o porcelana.


Hola Mina.
1
Hola, soy Mina. ¡[email protected]!
Hola, soy Mina. ¡[email protected]!
¿Te puedo ayudar en algo?